SOMOS RIBERA ESTÉTICA

Toxina botulinica

La Toxina Botulínica se utiliza para conseguir que la piel del rostro se presente lisa,
lo que ofrece un efecto lifting a través de una técnica mínimamente invasiva

La Toxina Botulínica se utiliza para conseguir que la piel del rostro se presente lisa, lo que ofrece un efecto lifting a través de una técnica mínimamente invasiva. Las arrugas de expresión aparecen por la pérdida de elasticidad en la piel del rostro como efecto de la contracción de los músculos faciales. Los lugares donde más frecuentemente se presentan dichas arrugas son: la parte superior de la nariz, el entrecejo, la frente, alrededor de los ojos y alrededor de la boca.

¿Cómo se realiza?

Se trata de un procedimiento con una duración variable en función de la zona que se desee tratar. La Toxina Botulínica relaja temporalmente los músculos y evita que se contraigan, de esta forma se previene la formación de arrugas y las existentes se suavizan hasta ser casi inapreciables. Se aplica mediante inyecciones muy precisas directamente en la zona seleccionada. Este tratamiento facial se puede complementar con otros tratamientos médico-estéticos como el láser o los rellenos faciales.

Indicaciones

Es un tratamiento indicado para cualquier persona que quiera mejorar el aspecto de su rostro con un procedimiento mínimamente invasivo.

Resultados

Los resultados son visibles de forma inmediata, apreciándose los mejores efectos entre el tercer y el quinto día. La duración de los efectos es de 5 a 6 meses desapareciendo de forma progresiva sin que se aprecie.

Cuidados post tratamiento

Tras el procedimiento se pueden sentir molestias y rojeces en las zonas en las que se han realizado las
infiltraciones. Desaparecerán de forma natural con el paso de las horas. Esta técnica no requiere convalecencia
por lo que podrás reincorporarte a tus actividades cotidianas inmediatamente.