Todo lo que necesita saber sobre el ácido hialurónico

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en nuestro organismo, especialmente en la piel y actúa para asegurar su estabilidad y mantenerla protegida y renovada constantemente. Entre sus propiedades más destacadas está la capacidad para retener la humedad ya que una sola molécula puede contener hasta 1000 veces su propio peso en agua. Cuando envejecemos, la piel disminuye su capacidad de producción de ácido hialurónico y éste, a su vez, su capacidad de acumulación de agua. Estos factores son determinantes en la aparición de las arrugas

Las técnicas de relleno con ácido hialurónico se hacen en un procedimiento ambulatorio, sin necesidad de anestesia local en la mayoría de los casos y en el que puede experimentar una leve molestia, pero totalmente tolerable. 

Su aplicación, además de eliminar las arrugas y pliegues de la piel, estimula la producción natural de colágeno. Se inyecta donde no hay músculo, justo bajo la piel donde está la arruga. No necesita test de alergia y se integra de manera natural en los tejidos sin producir fibrosis por reacción a cuerpo extraño y, por lo tanto, sin alterar las características de la piel. Se utiliza como relleno facial para el tratamiento de:

  1. Patas de gallo o arrugas perioculares externas
  2. Volumen facial (pómulos) y labial (relleno de labios)
  3. Arrugas labiales y peribucales
  4. Comisuras labiales
  5. Contorno labial
  6. Surcos nasogenianos o arrugas de los paréntesis
  7. Arrugas de “marioneta”
  8. Cicatrices del acné severo y otros problemas cutáneos que ocasionen pérdida de piel

Los resultados son naturales, de efecto inmediato y de larga duración (de 9 meses a 2 años). Tras la aplicación, puede notar la piel más enrojecida o la aparición de hinchazón o algún hematoma. Es totalmente normal y desaparecerán dentro de las 48 horas posteriores al procedimiento