Cómo quitar el exceso de piel y grasa del abdomen

Uno o varios embarazos y cambios importantes en el peso y la masa corporal son las principales causas de la aparición de un exceso de piel y/o grasa localizada en la zona del abdomen, que tiene una solución médico estética efectiva y puede evitar algún problema de autoestima para la mujer o el hombre que acusa estos cambios en su cuerpo. La doctora Margarita Arnáiz, médico especialista en Cirugía Estética en las clínicas de Ribera Estética, explica que la técnica quirúrgica utilizada para dar solución a la mayoría de estos casos es la abdominoplastia.  

¿Qué es la abdominoplastia? 

La doctora Arnáiz, del equipo de Cirugía Plástica y estética del hospital Ribera Povisa, explica que la abdominoplastia es “una técnica quirúrgica que tiene como objetivo reparar el abdomen, tensar de nuevo los músculos abdominales y eliminar el excedente de piel y grasa”. Es decir, este procedimiento permite eliminar el conocido como faldón abdominal, ese pliegue tan característico tras los grandes cambios en el peso o tras algunos embarazos. “Se puede asociar con liposucción de zonas localizadas, como periumbilical o las cartucheras, pero no necesariamente”, añade.

Además, añade la profesional de la división estética del grupo sanitario Ribera, hay que tener en cuenta que la abdominoplastia dura tres o cuatro horas y se realiza con anestesia general en un quirófano. Por eso, este tipo de intervenciones precisa de ingreso hospitalario, que dura entre uno y tres días de media.

La doctora Arnáiz asegura que la abdominoplastia también está indicada, además de para los casos antes descritos, para pacientes que quieren reparar secuelas de cirugía abdominal previa. 

Sobre la recuperación, explica que “es progresiva, aunque sus efectos se ven de forma inmediata, consiguiendo un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha”. Tras el alta y cuando el profesional lo indique, el o la paciente debe llevar una faja abdominal entre uno y dos meses. 

Más información aquí.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.