Ribera Povisa pone en marcha un programa de chequeos para la detección precoz del cáncer de pulmón

  • La mortalidad tan elevada -es la principal causa de muerte por cáncer en España- se debe a que cuando se diagnostica “la enfermedad se ha extendido ya a otras partes del cuerpo en el 80% de los casos”
  • El chequeo se ha evidenciado como una fórmula eficaz para anticiparse a la enfermedad y está indicado para fumadores o exfumadores de más de 50 años, en los que se valoran factores como la exposición al radón o los antecedentes familiares

Vigo, 30 de mayo de 2022.- Ribera Povisa ha puesto en marcha un completo programa de chequeos pulmonares para anticiparse a la enfermedad. Dirigido a fumadores o exfumadores de más de 50 años, se valoran además otros factores de riesgo como la exposición al radón, el enfisema, los antecedentes familiares o la afectación de EPOC o EPI.

La jefa del servicio de Neumología de Ribera Povisa, Dolores Corbacho, afirma que “el diagnóstico precoz es clave para el tratamiento y curación del cáncer de pulmón” porque, “a pesar del desarrollo diagnóstico y terapéutico, lamentablemente las tasas de supervivencia apenas han mejorado en las últimas décadas”.

La mortalidad tan elevada -es la principal causa de muerte por cáncer en España- se debe a que, en el momento del diagnóstico, “la enfermedad, en el 80% de los casos, se ha extendido ya a otras partes del cuerpo. La detección precoz con tomografía de bajas dosis, como hacemos en Ribera Povisa, está demostrando ser efectiva para disminuir la mortalidad en grupos específicos de alto riesgo. Estas pruebas reducen un 26% el riesgo de muerte a 10 años en varones, y hasta un 61% en mujeres, según los resultados del estudio europeo Nelson de cribado con tomografía computarizada”.

Dolores Corbacho considera que debe combinarse el diagnóstico precoz con estrategias efectivas para la prevención y deshabituación del tabaquismo. Además, se pretende ganar eficiencia mediante modelos de predicción para el cribado, incluyendo no solo factores como la edad y el tabaquismo, sino otros como el enfisema o la exposición al radón, con especial incidencia este último en Galicia, al punto de que se considera la segunda causa de cáncer de pulmón.

Programa de cribado del cáncer de pulmón

En la detección temprana, las personas que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, pero que no presentan signos o síntomas de la enfermedad, son sometidas a un examen de detección por tomografía computarizada de baja dosis (LDCT) del tórax. “La LDCT produce imágenes de suficiente calidad como para detectar varias anomalías, al mismo tiempo que utiliza hasta un 90% menos de radiación ionizante que la convencional”, señala Corbacho.

Una primera consulta con el servicio de Neumología de Ribera Povisa permitirá determinar si el paciente es un candidato apto para la realización del TAC de tórax de baja radiación y las pruebas espirométricas. “Aquí se valora el historial médico y los antecedentes familiares, así como la exposición al radón, otras patologías como EPOC o EPI, se realizan pruebas de función respiratoria y, finalmente, se determina el riesgo de aparición de un tumor”, concluye la neumóloga.

El tabaquismo es la primera causa de muerte evitable en España y el principal factor de riesgo para desarrollar esta patología -el 96% de los enfermos son fumadores-, que se ha convertido “en un problema de salud pública” por su elevada incidencia y letalidad. El 32,5% de la mortalidad atribuible al tabaquismo se debe al cáncer de pulmón y un 22% de la población española afirma fumar a diario, según la Encuesta Europea de Salud, de ahí que la doctora lo considere “la otra pandemia.”  

Dolores Corbacho, jefa del servicio de Neumología de Ribera Povisa.