Alejandra Vila, técnica de Radiodiagnóstico de Ribera Povisa, recibe el Premio Especial Adicam 2021 por su “humanidad” y “empatía” con las pacientes oncológicas

  • “Es un orgullo porque viene de ellas, pero el mérito no es solo mío, es de todo un equipo que nos permite ofrecer nuestra mejor versión en el día a día”, ha dicho la galardonada
  • El premio fue entregado en el cierre de las ‘XX Xornadas sobre o cancro de mama’ organizadas por Adicam

Vigo, 2 de octubre de 2021 –  Alejandra Vila Figueroa, técnica de Radiodiagnóstico del Área de Mama de Ribera Povisa, ha recibido este sábado el Premio Especial Adicam 2021 otorgado por la asociación de pacientes con cáncer de mama por su “humanidad” y “empatía” a la hora de desempeñar su trabajo.

La técnica ha recibido el galardón al cierre de las ‘XX Xornadas sobre o cancro de mama’ , organizadas por Adicam y que han tenido lugar este viernes y sábado en el salón de plenos del Concello de Cangas. Visiblemente emocionada, Alejandra ha puesto en valor la importancia de que el reconocimiento haya sido otorgado por las pacientes, con las que trata día a día en el área de Radiodiagnóstico de Ribera Povisa.

“Es un orgullo porque viene de ellas, pero el mérito no es solo mío, es de todo un equipo que nos permite ofrecer nuestra mejor versión en el día a día. Mi trabajo es sencillo, solo les acompaño, estoy con ellas y las escucho. No me considero especial por ser así”, ha asegurado.

Vinculada al hospital desde 2003, Alejandra Vila comenzó trabajando como técnica en cuidados auxiliares de enfermería en Ribera Povisa, pero pronto se incorporó al equipo de Radiodiagnóstico y desde entonces ha rotado por diferentes servicios del centro sanitario. “En 2013 llegué al Área de Mama y conocí a la Dra. Ana Rocha. Ya había estado en oncología y es muy duro psicológicamente, sobre todo si eres una persona empática, porque muchas veces las pacientes entran aquí llorando, e inevitablemente te pones en su piel y les tratas como si fuesen parte de tu familia”, asegura.

A lo largo de más de diez años, desde Adicam se ha premiado a científicos, investigadores y oncólogos. El año pasado, con motivo de la pandemia, se rindió homenaje a los voluntarios anónimos que se volcaron en la confección de mascarillas. “Este año queríamos destacar la importancia que tiene la cercanía, el trato con la paciente”, ha explicado María Martínez Piñeiro, trabajadora social de la asociación. “En un primer momento ya salió el nombre de Alejandra y todos los que la conocían y trataban coincidieron en que debía ser ella por su sonrisa, por su humanidad, por conocer a todas las pacientes por su nombre y porque, en definitiva, representa como nadie los conceptos de empatía y humanidad”, ha resumido.

El premio otorgado a Alejandra Vila ha sido recibido con orgullo por parte de todo el equipo del Área de Mama y todo el servicio de Radiodiagnóstico del hospital Ribera Povisa. “Para un profesional sanitario no puede haber nada más importante que un reconocimiento otorgado por sus pacientes. Trabajamos por y para ellos. Nuestra profesión no puede entenderse sin la vocación de ayudar a los demás, y cuando tus enfermos te agradecen de forma pública lo que haces, te puedes acostar con la conciencia tranquila y la certeza del deber cumplido”, ha manifestado el Dr. Francisco Tardáguila, responsable del servicio.

“Las asociaciones de pacientes representan el cambio más sustancial que está teniendo la medicina porque en ellas se agrupan personas con un mismo sufrimiento, para ayudarse, protegerse y defenderse de su soledad y sus miedos. Estas asociaciones se deben convertir en elementos esenciales en la organización de la sanidad y las instituciones deben contar con ellas. Cuando una asociación que agrupa a mujeres con esa enfermedad — desgraciadamente tan común como es el cáncer de mama— te otorga un agradecimiento por tu trato con ellas, uno debe de pensar que eso es lo máximo a lo que puede aspirar un profesional. Este reconocimiento, aunque sea humilde y local, supera en valor a otras formas posibles de éxito”, ha subrayado Tardáguila.

Intervenciones de las Dras. Vega y Broullón

Además del premio otorgado a Alejandra Vila, el hospital Ribera Povisa ha estado presente en las jornadas de Adicam de la mano de la oncóloga Pamela Vega, que ha participado este sábado en una mesa redonda sobre la necesidad de que haya un oncólogo de referencia en los hospitales para que las pacientes estén siempre atendidas por el mismo profesional. También ha intervenido la anestesista Andrea Broullón con una charla sobre los diferentes tipos de dolor para aprender a distinguirlo y cuantificarlo, y las alternativas de tratamiento a través de fármacos y técnicas intervencionistas.