Ribera Povisa liderará el ensayo clínico iSARC™ para detectar sarcopenia a través de una plataforma basada en la inteligencia artificial

  • Se trata de una dolencia infradiagnosticada que afecta principalmente a pacientes mayores de 60 años y que provoca debilidad progresiva por la pérdida de la masa y calidad muscular
  • El jefe de Medicina Física y Rehabilitación, Miguel Ángel López, ha mantenido un encuentro con el equipo de Dawako, startup que ha desarrollado una herramienta que permite analizar en segundos imágenes ecográficas de músculos

Vigo, 30 de diciembre de 2021 – El hospital Ribera Povisa liderará el ensayo clínico iSARC™ para detectar sarcopenia a través de una herramienta basada en inteligencia artificial y desarrollada por la startup medtech Dawako, una empresa especializada en medicina de precisión. El jefe del servicio de Medicina Física y Rehabilitación, Miguel Ángel López, dirigirá este proyecto, que permitirá diagnosticar de forma precoz una patología que afecta principalmente a personas mayores de 60 años y que provoca una debilidad progresiva por la pérdida de la masa y calidad muscular.

“Estamos ante una nueva patología que debemos abordar con el mismo ímpetu que lo hacemos con la osteoporosis, que se trata precozmente para prevenir que un hueso frágil se rompa. Las fracturas se producen, evidentemente, porque el hueso osteoporótico se debilita y no soporta el impacto de una caída, pero es la sarcopenia la que provoca esa caída”, ha señalado el Dr. López, que ha recordado que “todos estamos programados para que nuestros músculos se vayan deteriorando con el paso de los años” y ha precisado que se trata con suplementos nutricionales y programas de ejercicio.

El paciente con sarcopenia tiene además un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, enfermedad respiratoria, deterioro cognitivo y de adquirir una situación de dependencia. La mayoría de las fracturas que precisan hospitalización en mayores se han producido por caídas como consecuencia de un estado de sarcopenia e incluso personas que ingresan por otro motivo pueden ver cómo pierden su capacidad muscular durante el ingreso, prolongando las estancias hospitalarias y el consumo de recursos hospitalarios. “Se estima que entre el 5 y el 13 % de las personas entre 60 y 70 años padecen sarcopenia. Esta ratio se incrementa al 11-50 % en mayores de 80 años”, ha subrayado Agustín Maciá, director general y cofundador de Dawako.

A diferencia de la osteoporosis, la sarcopenia está infra diagnosticada y todavía no dispone de una prueba de imagen que permita detectarla con absoluta certeza en la práctica clínica. La resonancia magnética y el TAC son dos pruebas que permiten estudiar la masa muscular con mucho detalle, pero su coste es tan elevado que no son válidas como cribado en una patología tan prevalente como la sarcopenia. “La absorciometría de rayos X de energía dual (DEXA) y la bioimpedanciometría (BIA) son las pruebas que más se utilizan hoy día, pero tienen limitaciones y solo informan de la cantidad de músculo, pero no de la de su calidad, por lo que, en términos coste-efectivos, pensamos que la ecografía debe ser la prueba de referencia en los próximos años para el diagnóstico de sarcopenia”, ha señalado.

El proyecto iSARC-GENETICS, liderado por Dawako y en el que participan la empresa de genética Sabartech y dos centros de investigación de la Universidad de Valencia (CoMMlab) y la Universidad Politécnica de Valencia (Ci2B), nace con la vocación de convertirse en la primera plataforma de medicina de precisión y salud digital para la detección temprana de la sarcopenia, ayuda al diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad. Ambas empresas han desarrollado una herramienta basada en la Inteligencia Artificial que permite, por un lado, procesar en segundos y analizar imágenes ecográficas de músculos que realizadas por experto consumiría mucho más tiempo y, por otro lado, obtener parámetros de arquitectura muscular que determinan el grado de sarcopenia de una persona.

Javier Escobar, director científico y co-fundador de Sabartech, ha manifestado que su objetivo es “llevar a otro nivel la genética preventiva incorporando un nuevo enfoque multiescala, IA y automatización a nuestra investigación y desarrollo. Mediante la nueva y revolucionaria tecnología AIG (Automated Intelligence Genetics), iSARC-GENETICS será el primer modelo de uso de esta tecnología”.

Además, Dawako ha patentado un innovador parche ecográfico que se adhiere a una extremidad y permitirá extraer imágenes ecográficas del músculo en cuestión de segundos, que la plataforma PIIXMED™ analizará. “Pensamos que será una revolución en el mercado sanitario porque permitirá que cualquier sanitario pueda obtener imágenes ecográficas de manera automática, que serán analizadas en segundos. La evaluación de los parámetros de arquitectura muscular extraídos de estas imágenes puede mostrar anormalidades en los músculos para evaluar de forma no invasiva la presencia de sarcopenia”, ha asegurado.

El proyecto de I+D+I liderado por Dawako ha recibido una subvención de 770.000 euros de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) y también tiene otras aplicaciones, como por ejemplo en la medicina deportiva y rehabilitación -con el fin de prevenir y tratar lesiones y obtener el mayor rendimiento deportivo-, para lo cual cuenta con la participación de clubes de fútbol como el FC Barcelona o el Atlético de Madrid. También en la obstetricia (monitorización y seguimiento remoto del embarazo) y en la pediatría (nutrición infantil). Aunque, tal y como apunta el director general de Dawako, “quizá sea en el ámbito cardiológico y oncológico, por su impacto socio sanitario, en el que esta tecnología podría cobrar más relevancia en los próximos años”.