Disimular cicatrices y relleno de volumen. ¿Cómo lo hago?

Son muchas las técnicas de Medicina estética que nos ayudan a corregir pequeños desajustes físicos y combatir los signos más evidentes del paso de los años. También a disimular las “marcas” de una intervención quirúrgica, como las cicatrices. Pero, sin duda, una de las más recomendadas por los especialistas de Ribera Estética es la bioplastia facial, también conocida como lifting líquido.

Se trata de un procedimiento estético mínimamente invasivo, que consiste en realizar infiltraciones, a niveles profundos de la piel, con el objetivo de devolver el volumen perdido y proporcionar un aspecto más armonioso y estético de la piel. Entre otras cosas, permite eliminar o atenuar visiblemente las arrugas, disimular las cicatrices y corregir “defectos de forma”. En ocasiones puede tratarse de asimetrías que solo nosotros percibimos, pero que pueden llegar a afectar a nuestra autoestima y seguridad. Otras veces, se trata de disimular la señal de una intervención que nos resulta demasiado visible.

Las sustancias infiltradas que más se emplean son el ácido hialurónico y la hidroxiapatita cálcica. 

Tal y como explican los especialistas de Ribera Estética, la división estética del grupo sanitario Ribera, la bioplastia facial se puede aplicar en nariz, mandíbula, mentón, pómulos y labios. 

Y es una técnica recomendada para mujeres y hombres de cualquier edad, si bien está especialmente indicada para mayores de 40 años, que deseen aumentar el volumen en alguna zona de la cara, realzar determinados rasgos faciales, corregir asimetrías o defectos de forma en la nariz o los labios, como por ejemplo pequeñas prominencias, o rejuvenecer el rostro.

¿Cómo se realiza la bioplastia facial?

Es una técnica con una duración variable en función de la zona tratada y que oscila entre los 40 y los 90 minutos. 

Además, el paciente ha de tener en cuenta que requiere de la aplicación de anestesia local.  Una vez anestesiada la zona, el especialista comienza con las infiltraciones del material o materiales seleccionados. 

Para llevarlas a cabo, utiliza unas agujas muy finas que permiten depositar estos materiales en las zonas seleccionadas por el paciente y valoradas por el profesional previamente, y que se encuentran bajo los músculos del rostro. Esto hace que las sustancias infiltradas no se puedan desplazar y que el resultado estético sea más natural.

Después de la bioplastia facial

Los efectos de la bioplastia facial se aprecian desde la primera sesión y pueden durar hasta 12-18 meses. Pero, claro, todo ello depende de la piel y las condiciones físicas del paciente, así como el objetivo que se busca con este tratamiento. El equipo médico de Ribera Estética informa en cada casa, de manera personalizada, sobre el número de sesiones y periodicidad del tratamiento, siempre con el objetivo de obtener los mejores resultados para el paciente. 

También es posible que tras la primera o las sucesivas sesiones surjan algunos efectos secundarios, como la formación de un edema en la zona infliltrada, que puede durar 2-3 díasb), y la aparición de pequeños hematomas, durante 5-10 días. 

Después de este tratamiento, los especialistas de Ribera Estética recomiendan:

  • Evitar la actividad física intensa durante los primeros días tras el procedimiento
  • Protegernos con barreras físicas de la exposición solar y el calor intenso durante las primeras dos o tres semanas.

AVISO: La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con un médico. El grupo sanitario Ribera no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan relacionados con los blogs, pero si es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este blog están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo el grupo sanitario Ribera de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos que en él aparezcan. El acceso y utilización de este blog no confiere al visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida, salvo que medie expresa autorización por escrito del grupo sanitario Ribera.

El grupo sanitario Ribera se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.