“El diagnóstico del ganglio centinela debe ser certero, rápido y preciso para un mejor pronóstico del cáncer de mama”, subraya Laia Bernet

·         Con motivo del Día Mundial contra el cáncer, el grupo sanitario pone en valor el equipo multidisciplinar de su Área de la Mama, dirigido por la doctora Julia Camps, la tecnología puntera y el tratamiento personalizado que ofrece en sus hospitales para la detección y tratamiento del cáncer de mama

·         La técnica molecular empleada para el diagnóstico ganglio centinela en el grupo Ribera facilita a los profesionales la toma de decisiones quirúrgicas y terapéuticas sobre la axila en el mismo acto quirúrgico que el de la mama

Valencia, 3 de febrero de 2022 –   El Área de la Mama del grupo sanitario Ribera realiza el diagnóstico intraoperatorio del ganglio centinela para el cáncer de mama con un procedimiento molecular basado en la identificación del ARN mensajero específico de la célula epitelial tumoral. “Sabemos que mínimas cargas tumorales, que reconocemos como células tumorales aisladas, impactan negativamente en el pronóstico de la enfermedad en ausencia de tratamiento, especialmente si estas células persisten después de la terapia sistémica primaria (TSP)”, explica la doctora Laia Bernet, coordinadora de Patología del Área de la Mama. Por tanto, añade, “el diagnóstico del ganglio centinela debe ser lo más certero, rápido y preciso posible”.

La doctora Laia Bernet asegura que la biopsia selectiva del ganglio centinela (BSGC) “es el procedimiento de elección para la estadificación axilar del carcinoma de mama, y permite seleccionar un grupo de pacientes en las que la linfadenectomía axilar, es decir, la valoración de todos los ganglios de la axila, no aporta ningún beneficio adicional”. El diagnóstico intraoperatorio “facilita, por tanto, la toma de decisiones terapéuticas sobre la axila en el mismo acto quirúrgico que el de la mama”.

Cada año se detectan alrededor de 35.000 nuevos casos de cáncer de mama. Con motivo del Día Mundial contra el cáncer, que se celebra el 4 de febrero, el grupo sanitario Ribera pone en valor el prestigio y la innovación del equipo multidisciplinar de su Área de la Mama, dirigida por la doctora Julia Camps, así como la tecnología puntera y el tratamiento personalizado para la detección y abordaje clínico y quirúrgico de esta patología en sus universitarios de Torrejón y Vinalopó y en Ribera Povisa. En breve se sumarán Ribera Polusa y Ribera Juan Cardona, así como el resto de centros sanitarios que el grupo sanitario tiene en España.

Cada paciente recibe, además, un trato cercano y humano, con enfermera gestora de cada caso y psicooncólogos, reconstrucción mamaria y tatuaje del pezón, entre otros servicios.

Existen dos métodos básicos de estudio del ganglio centinela: el histológico y el molecular. “Se recomienda estudiar el ganglio en su totalidad a fin de evitar sesgos de localización”, asegura la doctora Bernet. Sin embargo, según explica la coordinadora de Patología del Área de la Mama de Ribera, “la única técnica que actualmente permite el estudio del ganglio centinela en su totalidad es una técnica molecular conocida como One Step Nucleic Acid Amplification (OSNA)”, y por tanto, es el método que se considera de elección para el estudio patológico del ganglio centinela.

Y profundiza la doctora Bernet en el por qué de este método. “Es un procedimiento molecular basado en la identificación del ARN mensajero específico de la célula epitelial tumoral, en concreto del ARNm de la citoqueratina 19, altamente estandarizado y reproducible, no dependiente del observador y que permite el estudio del ganglio en su totalidad sin pérdida de tejido”, asegura. A lo que añade que este procedimiento también hace el cálculo de la carga tumoral total (CTT) de manera automática. “Estudios recientes han permitido definir cuál es el punto de corte con valor pronóstico de la CTT. Es un método diagnóstico estandarizado que no depende del observador, es reproducible y preciso y minimiza la posibilidad de falsos negativos”, explica la doctora Bernet.

El método de estudio alternativo, el histológico, está basado, según explica la especialista del grupo Ribera, en el estudio microscópico del ganglio centinela, “tiene dos pequeñas limitaciones por causas inherentes al procedimiento: una cierta pérdida de tejido, inevitablemente asociada al corte de la muestra, por lo que no puede estudiarse en su totalidad; y cierta subjetividad en el criterio del patólogo”. Sin embargo, matiza, “es aceptable el estudio intraoperatorio histopatológico, mediante cortes por congelación o en parafina, cuando el análisis molecular OSNA no sea posible, en función de las indicaciones en cada caso concreto y de las posibilidades de cada servicio”.

La doctora Bernet concluye asegurando que “a pesar de que las indicaciones para el estudio del ganglio centinela en el cáncer de mama se están modificando en los últimos años, el diagnóstico por métodos objetivos, estandarizados y reproducibles sigue siendo la base para definir algunas cuestiones todavía controvertidas, como el tratamiento de las células tumorales aisladas tras la terapia sistémica primaria”.